Lenguaje gótico (III)

En el gótico también tenemos manifestaciones tardías que configuran los espacios abovedados a través de diseños más complejos y elaborados.  En esta ilustración tenemos una bóveda de carácter reticular perteneciente al gótico alemán y una bóveda estrellada perteneciente a la Catedral de Sevilla. Aquí tenéis un interesante enlace donde podréis realizar una visita general ( y pronto virtual) a la Magna hispalense.

Estos tipos de bóveda no respondían exclusivamente a razones estéticas, sino que fue una solución arquitectónica de carácter estructural para cubrir espacios abovedados más extensos: se trataba de multiplicar los diferentes nervios para conseguir una mejor transmisión de las  fuerzas de descarga. Este hecho alumbró novedosos diseños: unos tuvieron como base las nervaduras rectilíneas, caso de las bóvedas reticuladas, y otros se desarrollaron a partir de  nervaduras de diseño curvo con forma de onda y lazos, como por ejemplo las bóvedas estrelladas.

 Nos encontramos, por tanto, ante la unión del pragmatismo y de la ornamentación. Todo un reto que fue superado con creces para deleite de los amantes del arte.

Bóveda reticulada (Maulbronn)

Bóveda reticulada (Maulbronn)

Bóveda estrellada (Catedral de Sevilla)

Bóveda estrellada (Catedral de Sevilla)

Anuncios
Published in: on 19 junio 2009 at 8:11 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://artaula.wordpress.com/2009/06/19/lenguaje-gotico-iii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: